El “mugido” del avetoro

Una de las principales características del avetoro es su particular “canto”, “mugido” o “bramido”, que aporta significado a su nombre común en castellano.

El mugido, aunque como algunos autores señalan, más que mugir, el avetoro parece que bufa, tiene una particular importancia en los lugares mayoritariamente ocupados por esta especie, los humedales. En estos hábitats, generalmente situados en zonas llanas, carentes de altos que destaquen sobre el terreno, la mejor forma para hacerse notar y que otros individuos de tu misma especie sepan de tu presencia en la zona, es el sonido.

La voz del avetoro, profunda, la más grave de toda nuestra avifauna, con una frecuencia en torno a los 140 Hz, tiene todas las cualidades para la propagación a grandes distancias: potencia y largas longitudes de onda. En condiciones óptimas, en espacios abiertos y con la atmósfera húmeda de la tarde o del amanecer, la llamada puede oírse a más de cuatro kilómetros de distancia.

Photograph Eurasian bittern by Tom  Kruissink on 500px

Foto: Tom Kruissink

Las llamadas de celo o de “contacto” de los machos son un profundo suspiro, similar a un mugido vacuno, con una rápida subida al principio y un descenso más lento. Se escuchan principalmente entre enero y abril, durante la época de celo; durante los trabajos de censo son utilizados para determinar el número de ejemplares macho que se localizan en área determinada. Los machos aspiran aire, chasquean con el pico, hinchan el esófago y se vacían en un sonoro y grave suspiro, dando comienzo a un intercambio de desafíos desde los bordes de cualquier laguna de las llanuras ibéricas, que permite trazar la frontera imaginaria que separa los territorios de los distintos ejemplares.

Antes de la ciencia moderna, no se sabía cómo un pájaro como el avetoro podía producir una llamada de estas características, las tradiciones populares incluso llegaban a creer que el ave utilizaba cañas de vegetación o que producía el sonido debajo del agua. Ahora sabemos que el sonido es producido por la expulsión de aire desde el esófago con la ayuda de los poderosos músculos que lo rodean.

CANTO Y SONOGRAMA DE AVETORO

NOTA. Las bajas frecuencias juegan a veces malas pasadas. Si los altavoces de tu ordenador no son muy buenos, quizá no sean capaces de reproducir el rango de frecuencias de las notas graves del avetoro. Por favor, utiliza auriculares.

· Más información:

El mugido del avetoro, Carlos de Hita, 2011

Mugidos de avetoro, Pancho Purroy, 2008

· Si quieres escuchar más de 50 grabaciones de “cantos”, llamadas de alarma, en vuelo, en migración, machos en celo, etc., de avetoro, visita esta página: Xeno Canto. Compartiendo cantos de aves todo el mundo

 

Deje su comentario

Su dirección de correo electrónico no será visible